ÉRASE UNA VEZ… GENTE

ser-felizErase una vez  un niño que se llamaba Juan. A él no le gustaba la gente negra, ni la gente gitana, ni la gente árabe, ni la gente judía, ni la gente sudamericana, ni la gente pelirroja, ni la gente rubia, ni la gente alta, ni la gente morena, ni la gente baja, ni la gente delgada, ni la gente rica, ni la gente pobre, ni la gente que iba a un colegio u otro, ni la gente que se manifestaba, ni la que no, ni la gente blanca… La vida de Juan era más fácil que todo eso porque Juan gastaba su tiempo – nunca lo desperdiciaba – en pensar lo que le gustaba, y no lo que no le gustaba.
A él le gustaba Moira, esa chica que veía todos los días en la puerta del colegio, y que era la chica más bonita que había visto en su vida… A él le gustaba Ibra, ese compañero con el que jugaba a fútbol y con el que tan bien se entendía. A él le gustaba Pandov, ese anciano que llevaba todos los días a su nieta al colegio… A él le gustaba Martín, ese panadero de acento extraño que le atendía siempre con una sonrisa en la boca… A él le gustaban Mario, Alex, Álvaro, Moha, Yasmin, Gonza, Elsa, Rodri, Gael, Gogo, y todos esos con los que disfrutaba jugando en el patio de su maravilloso colegio llamado DUQUE.
A él le gustaba la gente según la iba encontrando, y, de ninguno, observaba otra cosa que no fuera su manera de relacionarse con él… Podría decirse que a él –  a Juan – le gustaba la gente. Nin más… ¡NI MENOS!

Anuncios

One comment

  1. Alicia · febrero 17, 2014

    ¿quién escribe esas cosas? un aplauso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s